Lo que debés saber antes de ver “La chica en la telaraña”

¡Comparte esta noticia!


La chica en la telaraña


Lisbeth sigue trabajando como detective privada, mientras que de a poco se fue tornando en una especie de justiciera de mujeres golpeadas y maltratadas. Cuando un nuevo cliente le pide un encargo casi imposible, viejas historias familiares saldrán a la luz. Pese a su naturaleza solitaria, Lisbeth Salander deberá recurrir a viejos y nuevos aliados si quiere salir con vida de este nuevo trabajo.

Nos llega una nueva adaptación al universo de Millenium, y esta vez, el libro a adaptar, era el cuarto, obra que el escritor Stieg Larsson, no escribió debido a que ya había fallecido. Y si bien quien les hace esta review, no leyó el material original, si se siente la falta de su autoría a la hora de ver La chica en la telaraña.

Para empezar con lo destacable de esta película, debemos mencionar el gran trabajo que hace Claire Foy al dar vida a Lisbeth Salander. La actriz inglesa fue puesta en duda a la hora de su contratación, debido a que su aspecto distaba bastante del personaje concebido en los libros, e inmortalizado en la gran pantalla por Noomi Rapace. Pero debemos decirles que luego de apenas cinco minutos, nos olvidamos de su aspecto y compramos todo lo que esta talentosa interprete nos dan en pantalla.

A quien también debemos mencionar es a Fede Alvarez, director que quizás les suene por No Respires, o la más que recomendable remake de Evil Dead. Acá, el realizador uruguayo, logra captar la esencia y estética de las novelas, así como de las anteriores adaptaciones; logrando que si bien no estemos ante una secuela oficial de ni las versiones suecas o la re interpretación norteamericana, quede bien claro que seguimos estando en el mismo universo de Millenum.

Te puede gustar:  Lo que debés saber antes de ver "Un lugar en silencio"

De hecho, el guion juega con el espectador, haciéndolo participe de que este último, ya conoce todo lo referente a estas películas, y por ende, no nos vuelve a presentar a su protagonista. Y quizás ese sea el único acierto del guion.

Cuando vean La chica en la telaraña, díganle adiós a la Lisbeth hacker, y díganle hola a una especie de Ilsa Faust (Rebecca Fergusson en las dos últimas entregas de Misión Imposible). Si Salander era bad ass, ahora no tiene nada que envidiarle a cualquiera espía internacional vista en otras franquicias; ya que no solo sabe pelear como la mejor, sino que sus cualidades para traspasar cualquier sistema de seguridad desde un simple teléfono ya roza lo ridículo.

La chica en la telaraña es una clara muestra que, si bien se puede tener buenos trabajos en la actuación, dirección o fotografía, si el guion no tiene sentido y es inverosímil con sus propios personajes e historia, todo se derrumba. Como dijimos al inicio, no sabemos si esto viene desde el material original o fue puesto en la adaptación, pero que esto no cuadra con lo que sabemos del universo Millenium, eso no se puede negar.

 

6/10

 

Crítica por Jorge Marchisio, redactor y propietario de locoxelcine.

(Visited 17 times, 1 visits today)

¡Comparte esta noticia!

Comentarios

Comentarios